Ciencia

8 octubre, 2018 en

Estudiante de Doctorado fue becada en curso de metagenómica realizado en Bélgica

La estudiante de doctorado en Biología Marina y perteneciente al Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL), Daniela Soto, fue una de las dos latinoamericanas seleccionadas para participar en Bélgica en un curso de metagenómica, campo interdisciplinario de la ciencia dentro del área de biología molecular.

Soto estudia las comunidades de microorganismos que crecen en la nieve en la Antártica. En los próximos años, profundizará su investigación en las funciones ecológicas que pueden desempeñar los microorganismos que viven en la nieve y cómo se vinculan con el océano. Fueron esos mismos temas que presentó a Embo practical, organización de destacados científicos que fomentan a las nuevas generaciones investigadores para producir resultados de clase mundial.

La estudiante envió su currículum resumido y una carta de motivación. “Les expliqué sobre los estudios que estoy haciendo en mi programa; les conté que en mi grupo de trabajo de la Universidad Austral (Centro IDEAL) no hay alguien que haga análisis de bioinformática y que en mi tesis los necesito trabajar. Básicamente dije que quería aprender cómo se hacen los análisis para no externalizar los servicios”, contó.

El subdirector del Centro IDEAL y académico del Instituto de Ciencias Marinas de la UACh, Dr. Iván Gómez, asegura que “es un orgullo” para el Centro y el programa de Doctorado de Biología Marina que participen estudiantes de encuentros internacionales. “El hecho de que haya sido una de las seleccionadas es claro reconocimiento de sus capacidades”, comentó.

A su vez, reconoció la importancia de los esfuerzos que hacen por entregar las mejores facilidades y apoyo científico a los estudiantes. “Seguiremos impulsando el desarrollo de áreas de alto impacto al interior de nuestra universidad”, expresó.

Finalmente, la estudiante de doctorado destacó la calidad del curso. “Participaron destacados científicos. Se dio un ambiente muy agradable entre profesores y estudiantes, lo que favoreció las redes de colaboración entre jóvenes investigadores”.