Ciencia

4 octubre, 2018 en

Monitoreando la biodiversidad global del suelo

Recientemente, el Dr. César Marín, graduado del programa de Doctorado en Ciencias mención Ecología y Evolución, fue invitado por el “German Centre for Integrative Biodiversity Research” (https://www.idiv.de/), para participar en el taller “From predictive modelling to global scale monitoring of soil biodiversity and ecosystem function dynamics”, que reunió a unos 20 expertos en biodiversidad y ecología del suelo, provenientes de los cinco continentes.

Además de discutir literatura científica y conceptos teóricos y prácticos sobre la biodiversidad del suelo, sus predictores ambientales, y sus funciones ecosistémicas, el taller tuvo por objetivo formar una Red Global de Observación de la Biodiversidad del Suelo (Global Soil Biodiversity Observation Network – Soil BON), que en el futuro cercano y mediano, haga predicciones y un monitoreo constante de la biodiversidad de los macro y microorganismos que habitan todos los suelos del planeta.

Los suelos son fundamentales para la producción de alimentos, para la sostenibilidad de los ecosistemas terrestres, e incluso para obtener nuevas medicinas. Los organismos que habitan allí cumplen roles fundamentales en la mantención de su salud, y en proveer diversos servicios ecosistémicos. Sin embargo, la diversidad de estos organismos (del suelo) actualmente NO es monitoreada, a diferencia de muchos otros organismos como peces o mamíferos. El equipo fundador de esta Red global está formado por científicos de universidades, centros de investigación, y entidades gubernamentales e internacionales de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Finlandia, España, Sudáfrica, Eslovenia, Italia, Australia, y Chile. Cabe destacar que el Dr. Marín, como representante de la South American Mycorrhizal Research Network (https://southmycorrhizas.org/), iniciativa surgida en la UACh en 2017, fue el único representante de América Latina.

Esta  Red global de observación de la biodiversidad del suelo constituye en realidad una ‘Red de redes’ (más de 50), es decir, una Red de iniciativas, proyectos, y colaboraciones que ya existen y que ya monitorean alguno o varios aspectos de la biodiversidad del suelo. Así, se toma ventaja de investigaciones y redes existentes, con científicos locales que conocen bien su terreno. Aunque el proyecto de la Red global aún está en proceso de diseño, se espera que en todo el planeta, se mida durante una década la biodiversidad del suelo y sus funciones en varios cientos de parcelas, de las cuales América Latina, por coordinación del Dr. Marín, eventualmente aportará varias decenas, en países como Chile, Argentina, Brazil, Uruguay, Ecuador, Perú, Colombia, y México.

La secuenciación del ADN de los millones de organismos que pueden habitar un sólo gramo de suelo, adicionalmente al análisis químico y físico de sus funciones, en cientos de parcelas, por una década, implica unos costos importantes. Es así, que el grupo inicial de 20 invitados en Leipzig, espera expandirse a cientos de investigadores alrededor del mundo, para conjuntamente solicitar fondos internacionales a diferentes entidades inter-gubernamentales (como la Comisión Europea), y adicionalmente a las entidades de financiación de cada país. Es así qué, este proyecto de Red global constituye uno de los esfuerzos de investigación más grandes en las ciencias biológicas.

 

César Marín

Doctor en Ciencias mención Ecología y Evolución

Universidad Austral de Chile