Ciencia

4 enero, 2017 en

Visita de preparadora de fósiles desde Argentina

En el marco del proyecto FONDECYT regular 1150879 sobre el estudio de la paleobiología de mamíferos fósiles del Mioceno liderado por la Dra. Moreno. Tenemos el placer de recibir desde el 1 hasta el 18 de Enero la visita de Magalí Cardenas, actual técnico en Paleontología de la Universidad de Río Negro, ciudad General Roca, Patagonia Argentina.

Magali Cárdenas, técnico paleontólogo de la Universidad de Río Negro. En la foto contenta de encontrar kilos de PB-72 (también llamado Paraloid) en el laboratorio UACh, un consolidante de fósiles muy utilizado.

Magali Cárdenas, técnico paleontólogo de la Universidad de Río Negro. En la foto contenta de encontrar kilos de PB-72 (también llamado Paraloid) en el laboratorio UACh, un consolidante de fósiles muy utilizado.

Magali tiene más de 17 años de experiencia de campo en paleontología y ha preparado variedad de dinosaurios como Titanosaurus australis y Braquitraquelopan, también ballenas, peces, y reptiles marinos, que provienen de distintas partes de Latinoamérica y Antártica.

Los fósiles que hemos traído del terreno en la precordillera al interior de Arica representan un desafío de preparación, ya que aún cuando presentan una preservación que ha permitido hasta observar hasta la estructura celular del hueso a muy buen detalle, se encuentra frecuentemente con muchas grietas y dispersión de las partes del esqueleto, lo que complica la extracción de los huesos a medida que se van sacando de la roca.

Entonces, estamos utilizando técnicas de imagenología con Tomografía Computada (rayos X seriados, equipo comunmente presente en los centros médicos y hospitales para el análisis de fracturas y otras patologías), para poder planear la extracción del material y registrar la posición exacta de los fósiles dentro de la roca.

Etapas de tratamiento de imágenes de los bochones con el Tomógrafo para poder visualizar los fósiles descartando otros materiles como el yeso y la roca circundante.

Etapas de tratamiento de imágenes de los bochones con el Tomógrafo para poder visualizar los fósiles descartando otros materiles como el yeso y la roca circundante. Ejemplo de bochón conteniendo restos de Caraguatypotherium munozi.

Esta técnica originalmente fue planteada en el proyecto de investigación para estudiar las estructuras internas del cráneo, como el cerebro, las fosas nasales y el oído  de Caraguatypotherium munozi, un mamífero extinto que no tiene parientes actuales, que data de 10 millones de años y evolucionó independientemente unos grandes incisivos parecidos a los roedores. Tenía el tamaño de un perro mediano (tesis de Magíster en Paleontología UACh de Israel Navia). De esta forma se pretende conocer más sobre sus adaptaciones para habitar lugares áridos y obtener mejor información sobre su parentezco a otros Mesotéridos (grupo extinto que sólo vivió en América del Sur antes del Gran Intercambio Americano con el levantamiento del Itsmo de Panamá).

Comienzo de formación de bochones en terreno. La bandas de yeso protegen los fósiles y permiten trabajar su extracción de la roca con seguridad.

Comienzo de formación de bochones en terreno. La bandas de yeso protegen los fósiles y permiten trabajar su extracción de la roca con seguridad.

La disponibilidad del Tomógrafo de la Facultad de Ciencias Veterinarias UACh para estudios de paleontología ha facilitado enormemente la preparación de los fósiles. En terreno se extrajeron bloques de roca que continen los fósiles, se protegieron cubriéndolo con bandas de yeso, armándo lo que se llama un “bochón”, reforzándolo con maderas y tubos para su transporte hasta el laboratorio de preparación en Valdivia.

 

Magali instruyendo a Felipe Torres, estudiante MPALEO en técnicas de preparación de "bochones" (bloques de roca que contienen fósiles que han sido protegidos con una cubierta de yeso).

Magali instruyendo a Felipe Torres, estudiante MPALEO en técnicas de preparación de “bochones” (bloques de roca que contienen fósiles que han sido protegidos con una cubierta de yeso).

Magali nos comenta que “es la primera vez que se trabaja en el mundo ayudado de técnicas de imagenología y vamos a publicar los detalles de este proceso para que otros colegas contemplen mejorar la preparación de los materiales”

La Dra. Moreno por su parte ve con gran positivismo que la colaboración con gente con tanta experiencia como Magali pueda ser transmitida a los estudiantes del Magíster en Paleontología UACh y a la vez que este trabajio signifique un avance en las técnicas de preparación de fósiles.

Felipe y Magali abren uno de los bochones, aplicando cuidadosamente el consolidante.

Felipe y Magali abren uno de los bochones, aplicando cuidadosamente el consolidante.