Ciencia

26 abril, 2019 en

Realizan primero estudio que mide el real impacto de talleres de educación ambiental en Chile

+Investigadores de la Universidad Austral de Chile evalúan si la entrega de conocimiento en materia ambiental es suficiente para generar cambios en los agricultores.

La educación ambiental se ha desarrollado por la necesidad de crear actividades y actitudes que velen por el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, no existía certeza sobre si estas enseñanzas realmente generan un cambio en el accionar de las personas.

En este cuestionamiento, nace la motivación por levantar una investigación que pueda evaluar el impacto de actividades de educación ambiental. Así, el Programa Vino, Cambio Climático y Biodiversidad desarrolló el estudio: “Evaluando talleres de biodiversidad en Chile: ¿responden los agricultores con acciones de conservación?”.

Los investigadores trabajaron con alrededores de 40 trabajadores y gerentes, principalmente del área agrícola. La Dra. Marcela Márquez, autora principal de la investigación, explicó que el estudio tiene como principal motivación “determinar el impacto de las actividades de educación ambiental ya que en la actualidad no existen investigaciones que midan sus alcances”.

El estudio arrojó que si bien el conocimiento ambiental aumentó en todos los participantes luego de finalizado el taller y perduró en el tiempo, no fue suficiente para modificar las creencias, la normal personal y el comportamiento de los individuos. Estos últimos factores son fundamentales para generar cambios concretos en cómo las personas se relacionan con el medio ambiente y avanzan por objetivos de conservación.

Esto demuestra que no basta con hacer transferencia y realizar talleres de educación ambiental para aumentar el conocimiento de los participantes, sino es necesario reevaluar periódicamente el trabajo que se realiza en esta materia y buscar alternativas que permitan lograr los resultados esperados. Por ejemplo, explicar cómo la pérdida de la biodiversidad puede afectarlos directamente como agricultores.

El Programa Vino, Cambio Climático y Biodiversidad (VCCB) es una iniciativa del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) y la Universidad Austral de Chile (UACh) y trabaja con 20  viñas del país. Durante 10 años el VCCB ha establecido políticas para realizar producción vitivinícola sustentable y con especial énfasis en la conservación de la biodiversidad, logrando proteger 27.571 hectáreas de bosque y matorral esclerófilo del Mediterráneo chileno.

Actualmente la iniciativa científica es la única en Chile que realiza evaluaciones sobre los impactos de su quehacer. Según la directora del Programa, Dra. Olga Barbosa, los resultados de este estudio son de suma relevancia para re direccionar su trabajo y generar un cambio de actitud en los agricultores frente a la conservación.