Ciencia

29 julio, 2016 en

Trabajando en la Facultad de Ciencias uno se siente parte de un todo

Un amante de las tuercas y motores se considera Don Alfonso Echeñique  Coronado, personaje muy querido en la Escuela de Postgrado de la Facultad de Ciencias, quien ha dejado sus tareas regulares para dedicarse a lo que más le gusta. En estas líneas, unas pinceladas acerca de lo que viene ahora para él, justo desde el lugar que más le agradaba –según dijo-, el balcón del ala de postgrado (Edificio Pugin), ahí mismo donde fotografiamos a los nuevos Magíster y Doctores de la Facultad de Ciencias de la UACh.

Don Alfonso recuerda perfectamente la fecha que comenzó a trabajar en dependencias de la Universidad. “El primero de Septiembre de 1974 fue el día que comencé a trabajar en lo que era en ese entonces la Universidad Técnica del Estado, después pasó a ser el IPV (Instituto Profesional de Valdivia) y bueno, hoy es el actual Campus Miraflores de la Universidad Austral. Todo eso, hace 42 años”.

El último día de trabajo de Don Alfonso en nuestra Universidad fue el jueves 30 de junio de este 2016, en la Facultad de Ciencias donde se desempeñó como auxiliar de la escuela de graduados hace más de 15 años. Hoy, ya en su retiro nos comenta algunas cosas.

 ¿Qué pretende hacer ahora que está jubilado?

La verdad no lo he pensado mucho, ni decidido. Pero me gustaría, primero que todo, descansar y dedicarme a la carpintería que me gusta mucho, trataré de irme al campo a vivir porque es lo que siempre me ha gustado, la vida de campo, relajado y todo eso. Pero todavía falta harto trámite por hacer y bueno,… ¡Vamos a ir viendo!…

¿Cómo se sintió trabajando en la Facultad de Ciencias?

Desde que llegué a la Facultad sabía el prestigio nacional e internacional que tiene y sus investigadores, se sabe que es de renombre y fue una gran experiencia trabajar aquí. Al trabajar en la Facultad uno se siente parte de un todo, y uno toma los logros como de uno mismo, por eso mismo siento que todos quienes estamos aquí, trabajamos para que todos los días las cosas resulten bien.

¿Cómo fue la relación con los estudiantes?

Afortunadamente puedo decir que nunca tuve ningún tipo de problema con algún estudiante o profesor. La relación en la escuela de graduados es colaborativa, tanto con alumnos como también con los profesores y académicos de la Facultad. Todos los alumnos han sido siempre respetuosos conmigo, por eso nunca tuve malas relaciones. Lo mismo con los profesores.

¿Hay anécdotas que hayan ocurrido mientras trabajó en la Universidad?

Anécdotas tan específicas no hay… Bueno siempre me acuerdo de una vez que un profesor me pidió que le arregle una sala para una clase reprogramada, entonces tuve que poner una pizarra, el data y el telón e instalarlo ahí como pude. Al ratito después viene el profesor a decirme que se le había mandado el telón abajo y que no podía seguir la clase. Yo me preocupe y le dije que no se preocupara y en 5 minutos le arme otra sala para que continúe su clase, de ahí yo me las arregle con el otro telón…  A veces pasa eso, imprevistos, problemas con los data o cosas así pero siempre lo resolvemos de alguna u otra manera.

¿Qué va a ser lo que más echará de menos?

Mmm yo creo que lo que más me gustaba acá era la posibilidad de trabajar en conjunto con alumnos y profesores, sobre todo cuando ellos se muestran agradecidos con uno, siempre con respeto como funcionan las relaciones acá en la Facultad.

¿Se dará algún gustito ahora que está jubilado?

Como le dije anteriormente me gustaría irme al campo criar mis animalitos, vivir tranquilo y entretenerme en el campo, hay tanto que hacer… Y bueno, si pudiese viajar por aquí cerquita lo haría, siempre dentro de mi país.

IMG_3250