Postgrados Ciencias

Monitorean la biodiversidad antártica en áreas inexploradas para la ciencia polar  

Por medio de la colaboración de investigación con Instituto Milenio Biodiversidad de Ecosistemas Antárticos y Subantárticos (Instituto Milenio BASE), el Dr. Luis Miguel Pardo, académico del Doctorado en Biología Marina de la Universidad Austral de Chile (UACh) e investigador del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL- UACh), navegó por los mares de Bellingshausen, Amundsen y de Ross, a fin de recolectar muestras que permitan estudiar la diversidad biológica de especies bentónicas en nuevos territorios. 

El Dr. Luis Miguel Pardo concluyó su quinta expedición en el continente blanco la cual tiene por objetivo tomar muestras y monitorear la diversidad de especies bentónicas (que habitan el fondo de los ecosistemas acuáticos) en la zona intermareal antártica. Normalmente, este catastro lo realiza a través de Instituto Antártico Chileno (INACH) y del IDEAL, sin embargo, este 2024 fue a bordo del barco rope-hielo francés “Le Commandant Charcot” que le permitió cruzar la Antártica, desde Ushuaia, Argentina, y alcanzar algunos puntos de más difícil acceso para la ciencia polar. 

La expedición fue posible mediante la colaboración de investigación con el Instituto Milenio BASE, y permitirá analizar la vida en lo profundo de los mares de Bellingshausen, Amundsen y de Ross. 

El Dr. Pardo, quien cuenta con una amplia experiencia en biología y ecología de invertebrados y expediciones antárticas, fue invitado a apoyar esta expedición considerada una oportunidad única para visitar sitios no muestreados previamente y catastrar en detalle la riqueza biológica de la Antártica, detectando, eventualmente, especies exóticas que podrían poner en peligro este ecosistema. 

“Usamos métodos clásicos como la recolecta manual de organismos para luego identificarlos en laboratorio, pero también métodos modernos como el DNA ambiental lo cual nos permite detectar especies aun cuando no podemos verlas ni colectarlas. Uno de los puntos más esperados fue la visita es el Área Marina Protegida más grande del planeta en el Mar de Ross, que cuenta con unos 2 millones de metros cuadrados protegidos de la pesca, destinados principalmente a la protección del Krill, clave en el ecosistema polar del sur”, indicó el Dr. Pardo. 

Además, agregó que, aunque actualmente no existen especies invasoras, en campañas anteriores a la península Antártica sí se han detectado especies exóticas, que podrían generar un proceso de invasión considerando el contexto del cambio climático. “Estas pueden llegar asociadas a las actividades humanas, y, normalmente, son difíciles de erradicar una vez establecidas, por eso es importante la prevención y detección temprana”, precisó el científico. 

Las labores antárticas del Dr. Luis Miguel Pardo, a bordo del «Le Commandant Charcot» de la empresa PONANT, se realizaron en el marco de una colaboración científica con el académico de la Universidad de Chile y director del Instituto Milenio BASE, Dr. Elie Poulin con el objetivo de impulsar investigación interdisciplinaria. Expedición que finalizó su recorrido en la ciudad Litteltown en Nueva Zelanda.